Rendimiento en Deportes de Combate

09004904-E668-47EF-8113-9834DABACC1E

Los deportes de combate, independientemente de su disciplina, requieren metabolismos energéticos oxidativos y no oxidativos muy desarrollados, así como gran cantidad de fuerza máxima, potencia y resistencia muscular, sin olvidar una velocidad de reacción extremadamente alta. Por ello, este tipo de deportes exprimen nuestros sistema glucolítico, generando grandes cantidades de H+, lo que provoca fuertes disminuciones del pH intramuscular, así como del sanguíneo. Esto incurre en fuertes adaptaciones fisiológicas sobre el Sistema Nervioso Central por parte de la percepción del esfuerzo realizado, así como las producidas sobre el metabolismo, inhibiendo la actividad fosfofructoquinasa, perjudicando con ello la glucólisis y por ende la resíntesis de fosfocreatina, comprometiendo la fuerza y la potencia.

 brazilian-jiu-jitsu-2957075_1920

Esto provoca que una suplementación nutricional adecuada pueda determinar una gran diferencia en el resultado de una competición o combate. Entre los productos que mejor resultado han demostrado se encuentra la cafeína, la cual mejora el rendimiento físico y congnitivo, produciendo efectos sobre el sistema nervioso central. La molécula de esta sustancia, es competidora de la adenosina, uniéndose a los receptores de adenosina A1 y A2a, modulando el Sistema Nervioso Central mediante la inhibición de la actividad parasimpática del Sistema Nervioso.

DC72E92F-6A41-4627-9B5C-297331A0AA14

Entre los efectos de la Cafeína se encuentra una mejora del estado de alerta, del estado de ánimo, de la percepción del esfuerzo individual y mejora del rendimiento cognitivo. Además de conducir a niveles más elevados de norepinefrina en sangre, un aumento de la frecuencia cardíaca y de la actividad glucolítica, aumentando el suministro de energía durante el ejercicio. [1]

Otro estudio realizado sobre atletas de Jiujitsu Brasileño, la ingesta de 3mg/kg de cafeína provocó una mejora de la fuerza muscular dinámica e isométrica, así como de la potencia y resistencia. [2]

A nivel neuromuscular, aumenta el reclutamiento de unidades motoras, así como se asocia a un incremento de la liberación de calcio desde el retículo sarcoplásmico y una mejor coordinación.

men-89800_1920

En referencia al consumo de CAFEÍNA, se han encontrado los mejores resultados para dosis de 3 a 6 mg / kg, encontrándose el pico en sangre a los 60 minutos de su consumo y tiene una farmacocinética muy variable, con una vida media de 2,5h hasta 10 horas.

Abordando otro plano, también hay estudios [3] que encuentran efectos positivos en el consumo de un combinado compuesto de BCAA´s, Arginina y Citrulina, basándose en que el Sistema Nervioso Central es el responsable de la fatiga, aumentando la concentración de serotonina durante el esfuerzo, causando con ello letargo y cansancio, perdida de impulso cerebral y motivación.

Con este combinado, pretenden que los BCAA´s alivien el Sistema Nervioso Central, compitiendo estos con el triptófano para evitar la producción de Serotonina y la Arginina con la Citrulina, ayuden a eliminar el exceso de NH3. El resultado del estudio, mostró un descenso del triptófano y un incremento del NOx en sangre.

5F157C08-34E2-4108-BEFD-916E5D459EC2

Este tipo de productos sería indicado no solo para el momento de la competición, sino también para el entrenamiento diario. Siguiendo estas premisas, en #Protebaker hemos desarrollado STRENGTH, un producto pensado para aumentar tu rendimiento desde la primera toma.

STRENGTH

Fuentes:

[1]Acute caffeine supplementation in combat sports: a systematic review. (2018). Retrieved 29 December 2018, from https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=30594211

[2] Caffeine improves muscular performance in elite Brazilian Jiu-jitsu athletes. (2016). Retrieved 16 November 2016, from https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=26863885

[3] Branched-chain amino acids, arginine, citrulline alleviate central fatigue after 3 simulated matches in taekwondo athletes: a randomized controlled trial. (2016). Retrieved 13 July 2016, from https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4944315/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>